Inspiring Girls

Trabajar en mí, creerme el cuento y decirle que sí a cada oportunidad ha sido mi manera de ver la vida

Repasar el camino profesional de Jennifer Alfaro es, sin duda, una tarea fascinante e inspiradora. Su carrera en la ciencia comenzó desde muy pequeña, cuando miraba encantada, una y otra vez, los episodios“Expedientes secretos X”, una serie norteamericana que conjugaba la ciencia con la ficción. Sin saberlo, ese interés por los temas científicos la llevarían a convertirse en bióloga y a destacarse en su carrera profesional.

“Cuando pequeña yo no tenía referentes en ciencia, mi referente eran las películas, me encantan todas las películas de virus, me las vi todas. Y en el pre universitario, sin idea de lo que quería, me mostraron una carrera que se llama Ingenieria en BioTecnologia, y cuando la conocí supe que ese era el camino por el que quería ir”, agregó Jennifer.

Repasar su currículum es inspirador: es Bióloga egresada de la Universidad de Chile; realizó un doctorado en Biología Molecular, celular y Neurociencia, también de UChile; durante su post parto culminó un diplomado en Desarrollo y Gestión de la Innovación, en la Universidad Católica de Chile y en el 2020 ganó el premio como una de las 100 mujeres Líderes, por su laureada labor en el área de la ciencia y la biología. 

La lista de logros no para allí. Es directora de Innovación de la empresa Merken Biotech, Organización de Investigación especializada en estudios científicos preclínicos, y a la par cumple el rol de vicepresidenta de la Asociación Chilena de Inmunología (ASOCHIN). Y como si fuera poco, es una activa embajadora de nuestra Fundación Inspiring Girl, en la cual ha realizado distintas actividades formativas en temas como la inteligencia emocional, la autoestima y el liderazgo personal en las niñas y adolescentes. 

Rompiendo las brechas y viejas creencias

Según datos registrados en la página web del Ministerio de la Mujer y la equidad de género, en Chile sólo 1 de cada 4 matrículas de áreas STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) son de mujeres, 5% de las mujeres trabajan en áreas de Tecnologías y la brecha de género en la matrícula 2018 de Pregrado en Tecnología es de 75% en desmedro de las mujeres. Aún cuando estas cifras corresponden al 2018, la realidad no ha cambiado significativamente. 

Jennifer asegura que en el área de la ciencia ocurren dos fenómenos importantes de analizar: el primero es el famoso embudo, en el cual las mujeres se matriculan en carreras científicas, y la abandonan sin culminar; y el segundo, es que un grupo importante de mujeres no se postulan a cargos de liderazgo por miedo a no cumplir con todos los requisitos. 

“Específicamente en el área de la biología, yo diría que hay muchas mujeres estudiando ciencia, pero muchas de ellas van dejando la carrera, en parte influenciado por la maternidad o porque se les presentan otras oportunidades. Y lo otro es que las mujeres no se postulan a cargos de liderazgo. Y este aspecto hay que trabajarlo; yo también lo trabajé, porque uno no nace creyéndose el cuento, eso hay que desarrollarlo porque terminamos poniéndonos límites y dejamos de postular porque no cumplimos con todos los requisito. Yo me he postulado en todo lo que he querido, independientemente de lo retador que pueda verse, porque no me pongo límites”, agregó Jennifer.   

A pensar de esta realidad, Jennifer es optimista y asegura que una de las razones por las cuales participa tan activamente en distintas actividades relacionadas con la ciencia y la divulgación de las carreras STEM, es precisamente para acortar la brecha y que más niñas y adolescentes se enteren de los beneficios asociados a las carreras científicas y los cargos de liderazgo. 

“Las brechas se están acortando, porque las nuevas generaciones vienen con una mentalidad distinta, la tienen más claras y están empoderadas. Pero también creo que hay muy poco conocimiento sobre cuáles son las carreras STEM y que esas carreras son efectivamente mejor pagadas. Aun cuando las niñas están teniendo más acceso a referentes femeninos, sigue pasando que no saben que puede haber una mujer ingeniero o científica, entonces se están haciendo muchas iniciativas, como Inspiring Girl, que se encargan de mostrar que existe una variedad de cargos en lo que las mujeres pueden desempeñarse. Uno no puede soñar lo que no conoce, si yo conozco esas referencias, puedo aspirar a ser una de esas referencias”.

Con respecto a las acciones que se pueden implementar para disminuir la brecha de género, Jennifer enfatiza que cada quien tiene el poder de impactar positivamente dentro de su círculo de influencia, ya sea hablando del rol de la mujer con sus familiares y amigos, así como de la crianza y educación que les proporcionen a sus hijos. 

Asimismo, agrega que las mujeres también tienen un trabajo importante dentro de este nuevo concepto que está formando ya que, gracias a la sororidad, la vieja creencia sobre la rivalidad entre mujeres y la competencia, se ha ido migrando hacia una versión más empática y de ayuda mutua. 

“Todo suma, desde tener la actitud de apoyar a otras mujeres para que lo logren, hasta visibilizar los sesgos que tenemos para erradicarlos. Otra cosa que he aprendido en este camino es  escuchar las opiniones diversas de otras mujeres de distintas carreras, y me he dado cuenta que todas tenemos en común una historia que inspira. Tú como persona tienes historias para inspirar, y quizá no tienes ni idea que estás inspirando. Lo que tú has vivido puede servir de ejemplo para alguien más”, concluyó. 

 

Por Trinidad Torres Navarro

Leave a Comment