Inspiring Girls

Reflexiones sobre el 8M

Conmemoramos el Día Internacional de la Mujer: Una oportunidad para hablar de la necesidad de avanzar en equidad de género.

#NiFloresNiChocolates #BreakTheBias

Autora: Alejandra Hermosilla Sanhueza, periodista, Comité Editorial Inspiring Girls. 

Cuando hablamos de liderazgo desde la teoría, lo asociamos generalmente a los tres tipos definidos por Weber, cuyo origen está en el carisma, la tradición o el autoritarismo. La palabra líder está asociada a lo masculino, quizás porque a los hombres desde siempre se les ubicó en la esfera pública. A diferencia de la mujer, a quien históricamente se le ha relegado a lo doméstico y al cuidado de los hijos.

De hecho, al revisar el Diccionario de la Real Academia Española (RAE) se presentan dos significados: 1. Condición de líder. 2. Ejercicio de las actividades del líder. No existe una denominación para utilizar la palabra en femenino. La alternativa es usar el artículo acompañando al sujeto: La Líder o Liderazgo femenino

Los temas de las columnas que preparamos para ustedes en Inspiring Girls Chile, pretenden hacernos reflexionar sobre aquellas situaciones que dejan en evidencia las desigualdades que nos afectan a las mujeres en diferentes ámbitos. Pensamos que este 8 de Marzo, en que conmemoramos el Día Internacional de la Mujer, sería una oportunidad para hablar de la necesidad de avanzar en equidad de género, en torno a los liderazgos femeninos y cómo podemos potenciarlos. Y qué mejor, que partir desde el inicio. 

De acuerdo a lo que investigamos, este día se escogió por dos acontecimientos relacionados a las reivindicaciones laborales y de participación política de las mujeres como una forma de relevar los derechos de la mujer. La ONU instauró oficialmente el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer en 1977.

El 8 de marzo de 1857 se realizó la primera manifestación pública de mujeres trabajadoras del área textil, en Nueva York, quienes reclamaban mejores condiciones laborales. Luego en 1908, 40.000 costureras industriales de grandes factorías se declararon en huelga demandando el derecho de unirse a los sindicatos, mejores salarios y el rechazo al trabajo infantil. Durante la huelga, 129 trabajadoras murieron quemadas en un incendio en la fábrica Cotton Textile Factory, en Washington Square, Nueva York. (Memoria Chilena de la Biblioteca Nacional)   

En Chile por esos años, los derechos de las mujeres estaban relegados, al igual que en el resto del mundo. De los hitos más importantes de reconocimiento y de participación femenina, registrados en el siglo XX, tenemos a nuestro juicio dos. El voto femenino en las elecciones municipales, que se promulgó en 1935; y en las presidenciales y parlamentarias, el 8 de enero de 1949.

Nos preguntamos entonces, ¿Cómo las mujeres vamos a posicionarnos en cargos de alta dirección publica o empresarial? Si el liderazgo y el poder están asociados desde siempre a lo masculino y los avances en la materia fueron costosos en su inicio. Recién podemos votar en elecciones presidenciales y parlamentarias hace 73 años. Llevamos un retraso de siglos, en comparación con los hombres.

Las cifras lo confirman

Un ejemplo de líder femenina en política es Jacinda Ardern, la primera ministra de Nueva Zelanda, quien asumió el cargo, en 2017, y con 37 años se convirtió en ese momento en la jefa de gobierno más joven en el mundo. Sin embargo, sólo 22 países tienen jefas de Estado o de Gobierno; un 21 por ciento de quienes ocuparon ministerios fueron mujeres, con apenas 14 países cuyos gabinetes de Gobierno han alcanzado el 50 por ciento o más en la representación de las mujeres. 

ONU Mujeres señala que “el liderazgo y la participación política de las mujeres están en peligro, tanto en el ámbito local como mundial. Las mujeres tienen poca representación no sólo como votantes, también en los puestos directivos, ya sea en cargos electos, en la administración pública, el sector privado o el mundo académico”. 

Esto nos deja mucho en qué pensar y también nos plantea un gran desafío a quiénes somos conscientes de las inequidades de género. Tenemos la obligación de hacer algo. Desde Inspiring Girls Chile seguiremos trabajando para que las niñas puedan soñar sin sesgos de género, a través del vínculo con mujeres referentes de diversas industrias.

 

Links de interés:

https://www.unwomen.org/es/what-we-do/leadership-and-political-participation

http://www.memoriachilena.gob.cl/602/w3-article-122697.html