Sara Rodríguez: “Si empezamos por las niñas y les decimos que pueden ser lo que quieran ser, podemos crear mujeres fuertes, valientes, que se atrevan e innoven y que hagan de esta una sociedad mejor, más bonita y más justa.

La tecnología y la moda mueven a la comunicadora social Sara Rodríguez, quien nos comenta cómo combina ambas áreas en su actual trabajo como líder del equipo de gestión de cambio en Tigabytes, empresa partner de google. Además de su motivación por inspirar a las niñas a crecer como mujeres fuertes. 



Por Constanza Viera


Hace 3 años que llegó a Chile desde Venezuela, la Comunicadora Social y Diseñadora de Moda: Sara Rodríguez. En lo que considera un viaje de crecimiento, ha tenido que reinventarse en su especialidad: la publicidad, marketing y relaciones públicas. Así llegó a la tecnología, como un reto para avanzar en su profesión. “Aprendí a ver más allá de mi carrera. Y decidí estudiar un montón hasta que llegue al área de tecnología. Me enamoré de la gestión del cambio y en eso estoy ahora” comenta.


¿Cómo le explicarías a las personas en qué consiste tu trabajo?


Trabajo en gestión de cambio en Tigabytes, que es un partner de Google. Mi función es entender en qué trabajan las organizaciones, cómo trabajan y mostrarles cual es la mejor forma de realizar sus actividades cotidianas a través de herramientas colaborativas de Google. Nuestra misión es hacer que las personas, con las herramientas que poseen, ya sean digitales o colaborativas, no solo hagan un buen trabajo, sino que disfruten su vida en el trabajo, demostrando quienes son y sacándole el mayor provecho a esa persona. Soy como profesora, mentora, coach de cómo trabajan las personas con herramientas colaborativas de google.


Para Sara fue difícil escoger a qué dedicarse. Cuando niña quería estudiar diseño de modas, le gustaba la musica y ademas quería ser artista. Fue una amiga quien le recomendó dedicarse a comunicar todas sus ideas. Así fue como llegó a la carrera de Comunicación Social. “No sería quien soy ahora, no estaría en el puesto que estoy si no hubiese estudiado comunicación social. Es una carrera que me ayudó a impulsar y aterrizar mis sueños, mis ideas y todo lo que pensaba” explica.


¿Por qué decidiste estudiar y dedicarte a la comunicación social?


Fue una combinación de muchas cosas, siempre fui muy hiperactiva. Cuando niña quería ser diseñadora de moda, pero tenía muchas ideas en la cabeza. Una amiga mayor me aconsejo “si tienes muchas ideas, quizás comunicarlas todas sería una opción, el área de comunicaciones te vendría bien”. Dentro de la carrera me di cuenta de que comunicación social me permite desarrollar muchas habilidades blandas, que no me permitían otras carreras. Decidí especializarme en marketing y publicidad porque me llamó muchísimo la atención el área de comunicación; me intrigaba cómo las empresas piensan, cómo se comunican. 


A pesar de sentirse a gusto con su profesión, Sara decidió escuchar a su niña interior y estudió Diseño de Moda. Carrera que la impulsó a crear su propia marca Sargaby Designs en el 2013. Aunque ya no se dedica a la moda, afirma que el diseño está presente en su actual trabajo en tecnología  a través del design thinking que le permite llevar las ideas que tiene en mente al lápiz y al papel. 


¿Cómo complementas el diseño de moda con tu trabajo actual?


En diseño hay algo llamado Design Thinking. Es pensar en cómo llevar las ideas que tienen en mente al lápiz y al papel, o al producto como tal. Si lo aterrizo a lo que hago ahora, aplico mucho eso en mi trabajo. Tomo los proyectos y empiezo a idear, a crear un mapa mental donde pienso que ideas o estrategias van con cada empresa. Ese proceso de creación de un producto que ves en el diseño lo tienes hacer también en la vida real. El crear, fallar, volver a crear y mejorar un producto lo hago constantemente. Lo empecé a aprender en diseño, porque el diseño es así. Creamos, ¿fallo? ¡mejorémoslo!. Esa es la idea del design thinking y es lo que actualmente utilizo. Y lo aprendí en diseño de moda.


¿Cómo ha sido tu experiencia viviendo y trabajando en Chile?


Me costó mucho tomar la decisión de venir a Chile. En Venezuela tenía mi propio emprendimiento de diseño de moda, tenía mi propia marca y trabajaba a pedido. Llegó un momento en que me vi absorta de trabajo, y decidí sacar algo masivo, que se vendiera con sus propias estrategias, pero solo. Cuando me puse a evaluar la nueva marca, me di cuenta de que la situación de mi país no era la mejor, no era la más favorable. Y decidí hacerle caso a mi novio, que hace meses me decía que miráramos otros rumbos, que nos permitieran crecer más y hacer nuestras profesiones más interesantes. Vimos que en Chile había una oportunidad de crecer en el área tecnológica, y que además había un fuerte crecimiento económico. Llegamos hace tres años. Han sido años de reaprender, porque cambiarse de país no es fácil. Ha sido un viaje de crecimiento. Estamos aprendiendo, pero estamos super felices de haber llegado a un país que nos ha recibido súper bien. Ha sido muy interesante este viaje, de crecer, aprender y transformarse. Aquí fue donde me transformé. El diseño de moda no lo podía desarrollar acá, pero aprendí a ver más allá de mi carrera. Y decidí estudiar un montón hasta que llegue al área de tecnología, me enamore de la gestión del cambio y en eso estoy ahora.


Hace dos años aproximadamente que Sara trabaja en el área Tecnología, todo gracias a los constantes cambios que ha vivido en algo que ella conoce mucho: el mundo del Marketing. Para Sara, llegar a la tecnología fue un reto para seguir creciendo en su carrera. Notó que estaba inmersa en las métricas y los números. lo que la desgastó. Allí se dio cuenta que lo que más le gustaba era entender a los clientes como personas. “Me gustaba entender qué pensaban y cómo actuaban al momento de escoger una experiencia o una compra y me di cuenta que todo estaba unido a la tecnología”. Es por eso que decidí montar en la ola de la innovación, y eso te ata completamente a la tecnología, que es un mundo maravilloso



¿qué consejo le darías a las niñas y mujeres que desean trabajar en tecnología y comunicación como tú? 

El principal consejo que les daría es tener la mente abierta al cambio. Estudiar muchísimo e investigar. Todo está cambiando, se actualiza muy rápido, lo que hoy conocemos de una forma mañana es de otra. Lo vivo todos los días con Google. Debo estar muy abierta a todos esos cambios y aceptarlos, e investigar sobre ellos. Todos los días sale una metodología nueva, una aplicación nueva, un estudio nuevo y hay que aprenderlo. Todo lo que sea para crecer, para ser mejores personas y profesionales es bienvenido.



¿Por qué crees que es importante inspirar a las niñas?

Las niñas son el futuro. Debemos apoyarlas para tener un mundo más igual. Donde todos tengamos la oportunidad de crecer tranquilos, libres, de desarrollar nuestras ideas sin restricciones y sin discriminación. La edad en la que estamos trabajando es la más importante, porque es la edad donde se desarrollan las ideas, la personalidad, y donde definimos qué es lo que queremos en nuestra vida. Esa es la razón por la que es tan importante inspirar a las niñas. Si empezamos por ellas, y les decimos que pueden ser lo que quieran ser, podemos crear mujeres fuertes, valientes, que se atrevan e innoven y que hagan de esta una sociedad mejor, más bonita y más justa.


¿Cuáles son tus metas a futuro?


En el área profesional, seria seguir creciendo, seguir estudiando porque tengo mucho que aprender del área tecnológica. El próximo paso sería aprender sobre arquitectura, programación, sobre base de datos y la nube en sí. Y de manera personal creo que seguir buscando iniciativas para demostrarle a las niñas que pueden, para demostrarle a otras mujeres que no están solas, que somos más y estamos unidas. 


A %d blogueros les gusta esto: