Jocelyn Navarro: “La vida me enseñó que puedo ser lo que yo quiera”

Propietaria de la empresa Contadora Digital SPA y voluntaria de Inspiring Girls

Andar en bicicleta con sus hermanos, pintar, jugar videojuegos y escribir sus experiencias en un diario de vida, eran parte del día a día de la adolescente que no tenía muy claro su destino hasta que culminó sus estudios en el Liceo Profesional Abdón Cifuentes, ubicado en la calle Dieciocho N°116, en la comuna Santiago Centro, Región Metropolitana, Chile. 

Ella decidió convertirse en contador-auditor. Se trata de Jocelyn Navarro, propietaria de la empresa Contadora Digital SPA y voluntaria de Inspiring Girls.

Es una mujer empoderada, sensible, empática, amante del conocimiento y en constante formación.  

Constancia y perseverancia

Jocelyn tiene tres hermanos y unos padres amorosos, que siempre la apoyaron y acompañaron en cada una de sus decisiones. 

“Nunca tuve claro que quería ser o en qué trabajar, tampoco había recursos para estudiar en la universidad, por eso estudié en el Liceo Profesional Abdón Cifuentes”, comenta. 

“En el Liceo tenía tres posibilidades: ventas, secretariado y contabilidad (…) me decidí por la tercera opción porque tenía más oportunidades laborales que en las anteriores”, detalla. 

Jocelyn antes de graduarse hizo sus prácticas profesionales e  incursionó definitivamente en el mundo laboral. “Nunca he dejado de trabajar (…) para todos los nuevos desafíos que me planteaba era necesario profesionalizarme, por eso me pagué la carrera y estudié en la jornada vespertina”.

Insiste que cada persona debe perseguir sus propios sueños. “Es importante que cada uno persiga su propio sueño, para que pueda evaluar qué actividad es la que la hace feliz, por la que se sienta orgullosa, sueñe y se proyecte”.

Se graduó como contador-auditor en la Universidad Nacional Andrés Bello. Más tarde, se especializó en el área tributaria y actualmente dirige su propia empresa. 

Le gustan las plantas, entrenar, reunirse con sus amigos y hacer manualidades. “Tengo muchas plantas, a las cuales trato como a mis hijas, les hablo, me preocupo por ellas y les entrego mucho amor”. 

Voluntaria en Inspiring Girls

Una de las razones que llevaron a Jocelyn a sumarse al equipo de Inspiring Girls, es su pasión por la enseñanza y facilitar herramientas a las generaciones que se convertirán, en poco tiempo, en las líderes del país y de la región.  

“No es necesario tener toda la vida planificada, no tenía claro que quería ser y la vida me enseñó que puedo ser lo que yo quiera. Por eso quiero que las niñas comprendan, que tienen todos los recursos para desarrollarse en lo que ellas quieran, que pueden lograr lo que se propongan”, resalta. 

Refiere que las niñas y adolescentes deben desarrollar tanto sus habilidades duras como blandas para que puedan enfrentar el desafío que les espera. “Deben prepararse en distintos ámbitos, ya que el camino de ser empresaria, no es solo crear una empresa y trabajar en ello, involucra administrar el tiempo, priorizar, proyectar, aprender a resolver problemas, preocuparse del autocuidado y mantener una vida equilibrada entre el trabajo y lo personal”.

En el corto plazo, Jocelyn Navarro espera seguir participando en nuevos proyectos que le permitan seguir avanzando en su negocio, así como en el ámbito personal. Igualmente, adoptar una mascota.