Alexandra Zelinski: “Es importante empoderar a las niñas y darles el apoyo que necesitan, porque la visión tradicional impone un estereotipo de comportamiento para una niña o una mujer que se convierte en una barrera para ellas en el futuro”

La fundadora de CrossRoads English Solutions y Executive Quarterback nos cuenta todo el recorrido que tuvo que hacer para encontrar su pasión y crear su empresa de cursos de inglés en un país extranjero y su interés por concientizar e incentivar a las niñas a cambiar el mundo

Por: Constanza Viera.

Cuando pequeña, la profesora de inglés, coach y emprendedora Alexandra Zelinski soñaba con viajar y explorar otros lugares. Nacida en una familia judía de rusos/ucranianos de Jabad Lubavitch, siendo niña su familia tomó la decisión de emigrar a Canadá, donde creció.

Sus ganas por avanzar en su carrera y explorar otras culturas la llevaron a trabajar en China, y luego a explorar América Latina, donde decidió quedarse en nuestro país por sus oportunidades laborales. En los 9 años que lleva viviendo en Chile, ha logrado consolidar negocios en sus dos grandes áreas de estudio: la enseñanza y el coaching. Así nació el centro de idiomas CrossRoads English Solutions y la consultora Executive Quarterback.

Sus inicios

Cuando pequeña, Alexandra no se imaginaba como profesora, tampoco como coach. Le apasionaba el diseño y le encantaba dibujar. Pero a medida que fue creciendo, descubrió otras pasiones y conoció más del mundo. Quería ser abogada, pero los altos costos económicos de la carrera la obligaron a retractarse. Tuvo que escoger una carrera dentro de su presupuesto, así llegó a literatura y lengua inglesa con mención en traducción inglés- francés.

Al terminar la universidad, el trabajo como profesora no llamaba su atención. Decidió juntar sus maletas y trasladarse al otro extremo del mundo, a China. “Busque cómo podía monetizar mi educación, de una forma más entretenida y que me beneficiaria mejor en lo material y en la experiencia”, comenta. 

Al comienzo hizo clases en un colegio público, con 50 alumnos de una pequeña localidad. Donde la enseñanza era tradicional “con libro papel y lápiz, nada más”. A pesar del desafío, Alexandra trabajó promoviendo e incentivando a sus alumnos a aprender inglés “Aprender otro idioma era su única oportunidad de salir de su pequeño pueblo y encontrar un trabajo mejor”.

Chile y nuevos proyectos

Luego de trabajar un año en China, Alexandra junto a su marido decidieron probar nuevos rumbos y llegaron a latinoamérica. Estuvo en Brasil, Argentina y Chile, siendo nuestro país el que más les gusto por sus oportunidades laborales. “Al momento de decirle adiós a mi trabajo en China pensé en cuál sería mi próximo paso. Sabía que debía ser hacia la independencia económica. Ser mi propio jefe”, comenta.

Así nace la idea de crear su propio centro de idiomas, CrossRoads English Solutions. “Al llegar a chile de inmediato partí con mi centro de idiomas, Impartiendo clases de inglés. El negocio creció y fui empleando más personas, más profesores, ofreciendo más servicios como traducción, interpretación, clases para empresas, etc. Ya van 9 años”, detalla 

Fueron sus alumnos y amigos quienes la motivaron a dar un giro en su carrera y dedicarse al coaching. “Me preocupaba mi propio desarrollo, y mis amigos y contactos me habían dicho que tenía talento”. A través de cursos y diplomados, decidió formalizar sus conocimientos y en febrero de este año creó Executive Quarterback, una consultoría en bienestar organizacional, Coaching de equipos y C-Suit coaching. “Estoy ayudando a las personas a ver en 360 grados las situaciones. Lo que más disfruto es conocer a las personas, establecer contactos y fomentar relaciones con las personas. Eso me encanta”.

Como una transición entre el inglés y el coaching, uno de los próximos proyectos de Alexandra es crear una guía para profesores y alumnos de la gramática inglesa. Libro que seria publicado durante este año. “Estoy dejando de lado una cosa y me gustaría contribuir con algo que las personas pueden seguir ocupando como guía”.

Sobre inspirar a las niñas

Al recordar su pasado, alexandra nos comenta que “cuando era niña no era la mejor alumna de la clase ni la chica más popular del colegio”, y que en la universidad seguía con la inquietud si la profesión que estaba estudiando era lo que quería hacer por el resto de su vida. 

Con miedos y dudas de conseguir el éxito en el mundo que la rodeaba decidió no seguir las reglas establecidas y crear su propio juego para cumplir con sus objetivos, llegando a liderar sus dos empresas.

Navegando por Linkedin, Alexandra se encontró con un anuncio de Inspiring Girls en búsqueda de nuevas speakers y no dudó en participar. “Tengo mucha experiencia trabajando con adolescentes y conozco los desafíos de esta edad”, comenta.

Para la emprendedora, empoderar a las niñas y darles apoyo es fundamental. Lo experimentó cuando fue embajadora de Inspiring Girls en un colegio en Melipilla. “Cuando participé en la charla en el colegio lo vi. Las niñas pueden asociarse con tu camino. Ellas aprenden cosas de esos encuentros y sí o sí lo implementaran durante todo su trayecto”

Alexandra considera que inspirar a las niñas es una inversión cuyos frutos se verán en 15 o 20 años más, pero que las acompañará durante todo su trayecto. “El desplazamiento gradual hacia una mayor equidad de género lo vamos a ver en muchos años más. Pero ahora, nuestro trabajo como fundación es generar conciencia e incentivar a estas niñas que van a cambiar el mundo una generación más adelante”. 

A %d blogueros les gusta esto: